Rehabilitación de edificios históricos: El taller de escayola

Rehabilitación de edificios históricos: El taller de escayola

El tiempo no pasa en balde…con el transcurso de los años, las fachadas se deterioran y es necesario rehabilitarlas. La continua exposición a las inclemencias meteorológicas (lluvias, heladas, cambios bruscos de temperatura, etc.), produce el envejecimiento natural de las fachadas.

En el caso de la restauración de edificios de Patrimonio Histórico todo esto adquiere una especial relevancia. Estos edificios requieren una atención especial a la hora de realizar la rehabilitación integral o parcial del mismo, ya que al ser de patrimonio, hay que adaptarse a las características del edifico, respetando el origen del mismo, creando el menor impacto posible y la mejor restauración. Este tipo de restauración se da tanto en la rehabilitación de Iglesias, edificios gubernamentales o de carácter histórico, tanto públicos como privados.

El origen de Techos Calabuig es el de un pequeño taller de escayola que se dedicó sobre todo en la postguerra a la rehabilitación del patrimonio histórico destruido. Todo ese poso de conocimiento se ha transmitido a la actual generación y es actualmente un activo muy valioso para nosotros que nos permite afrontar este tipo de trabajos con plenas garantías.

Todavía hoy en Techos Calabuig hay espacio para ese taller en el que se trabaja de la única manera posible para estos menesteres, es decir, de forma artesanal. La recuperación, restauración y fabricación de piezas ornamentales de escayola para las fachadas es un arte de un oficio que todavía es necesario y que pocas empresas son capaces de ofrecer en la actualidad.

Un edificio antiguo puede lucir tanto como uno recién construido si se le ha realizado una buena restauración de su fachada con sus ornamentos, incluso lo revalorizará. Pero del mismo modo que hay que saber y conocer bien todas los aspectos de la superficie sobre la que vamos a trabajar, las características y comportamiento de los materiales que las forman (ladrillo, piedra natural, etc) igual de importante será tener un conocimiento exhaustivo y técnico de las características de los elementos ornamentales de piedras, balaustres, cubiertas de zinc, vierteaguas, veladuras, para reproducir o restaurar con solvencia y fidelidad a las piezas originales.

Una empresa encargada de emprender un proyecto de estas características ha de tener experiencia suficiente en este tipo de obras, ya que se trata de una especialización dentro de la rehabilitación de fachadas.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>