La reverberación en un local tiene fácil solución

La reverberación en un local tiene fácil solución

“Bares, que lugares, tan gratos para conversar, no hay como el calor del amor en un bar”…decía la letra de una canción. Pero sucede que en muchas ocasiones los bares, restaurantes, locales de ocio, pueden servir para muchas cosas, pero no para conversar.

Y es que los problemas de acondicionamiento acústico, derivados de un tratamiento deficiente de esta cuestión en la obra inicial, pueden convertirse en un verdadero quebradero de cabeza para los dueños que se enfrentan con una adversidad con la que no contaban, la molesta reverberación del sonido. Una o varias mesas con grupos grandes celebrando lo que sea, dónde el alcohol se sirve con alegría, conviviendo con mesas de parejas que quieren disfrutar de una cena o comida tranquila, puede acabar con las parejas desquiciadas y con los de los grupos compitiendo por quien se lleva la palma en cuanto a gritos. Conclusión, el local en cuestión se convierte en un lugar desagradable en el que ni unos ni otros se han sentido a gusto, aunque hayan comida bien.

islas-acusticas

A menudo nos encontramos con ese problema y desde hace tiempo sabemos como dar solución al mismo, sin necesidad de obras, de manera muy económica, y en tiempo record. Es decir, acabando con todos los argumentos que preocupan y frenan a los propietarios para resolver el problema.

Hablamos de paneles acústicos y cuadros fonoabsorbentes para paredes y techos que cubren cualquier necesidad acústica:

  • Mejorando el tratamiento del sonido y como consecuencia la calidad acústica de los ambientes,
  • Adaptándose de forma totalmente personalizada y versátil a la arquitectura y el diseño de su entorno.

Este último punto es un añadido que lo hace más interesante si cabe, la variedad de formas, tamaños y colores hacen que puedan integrarse o erigirse en elementos decorativos de el propio local, en cualquier de sus formatos:

  • Islas acústicas: penden del techo y pueden presentar cualquier forma, curva o recta, y color.
  • Bafles: Llamados así por su similitud en cuanto a forma con los bafles de un equipo de música, penden del techo igualmente, y se prestan a juegos de volumen y color interesantes desde el punto de vista decorativo.
  • Cuadros fonoabsorbentes: Especialmente indicado para la decoración de espacios mediante imágenes, fotos o ilustraciones totalmente personalizables. Se colocan en la pared como si de un cuadro se tratara.

bafles

También, para aquellos espacios con máximas exigencias de absorción, en aquellos casos en los que hay que maximizar las superficies, se pueden revestir las paredes y techos con materiales fonoabsorbentes, que se integrarán a la perfección en el recinto. Incluso diseñar, según convenga, cualquier elemento, una columna o un totem con cualquier forma y tamaño.

Hemos insistido en locales de hostelería al ser lo más habitual, pero lógicamente, esta solución es aplicable a cualquier estancia que presente problemas de reverberación. Los resultados son espectaculares y el precio no admite comparación al no necesitar ningún tipo de obra.

cuadros

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>