Supafil: la inyección de la felicidad térmica

Supafil: la inyección de la felicidad térmica
- Mamá, hay un señor perforando nuestra casa!

Eso fue lo que le dijo a Rosa su hija una soleada mañana de Octubre, al ver a un hombre aplicando una extraña manguera sobre los muros de su casa. La manguera en cuestión no era más que una inyección de lana mineral y suponía el fin de los problemas que Rosa había tenido desde que decidió acondicionar una habitación que no utilizaba en una sala para leer y escuchar música tranquilamente.

Supafil Aislante de Hogar

En el caso de Rosa era una habitación pero su vecino de enfrente Ramón esperaba poder realizar la misma operación en toda la casa ya que esa sensación de no estar a gusto nunca, y tener por sistema el aire acondicionado a 21º C en verano y la calefacción a tope en invierno estaba disparando su factura energética además de ser de lo más incómodo (en alguna ocasión Ramón se había ido a trabajar con el mando del aire acondicionado en el bolsillo).

Una habitación para leer, o para escuchar música, o para ver la última temporada de “Juego de Tronos” sin tener que parapetarte bajo tres mantas, o para que tus hijos jueguen a la “play” sin constiparse o sin sudar a chorros. ¿Es mucho pedir no tener que ir con un forro polar por casa en invierno o en ropa interior en verano? ¿Es tan difícil encontrar un equilibrio térmico? En muchas ocasiones parece que sí, pero en realidad nunca debería ser así. Nuestros hogares son para estar cómodos, frescos o calentitos según la estación sin la necesidad de pagar facturas de luz que se acerquen peligrosamente a la de la hipoteca.

Volvamos al señor que “perforaba” la casas de Rosa.

Lo que realizaba era el paso definitivo del mejor, más limpio y económico de los sistemas de aislamiento térmico y acústico, ya que se realiza en un día sin tener que modificar la fachada, sin la necesidad de ninguna obra y sin la molestia de tener que desalojar la casa.

Una operación, rápida, limpia y eficaz al máximo. Resumimos el sistema:

  1. Exploración endoscópica de la fachada para asegurarse que la cavidad del muro está en óptimas condiciones.
  2. Realización de orificios ( 2-3 cm) según las zonas de la casa que se quieran aislar.
  3. Inyección de la lana mineral Supafil en los orificios efectuados
  4. Tapado de orificios con cemento dejando la fachada intacta.

Esa mismo día, al caer la tarde, regresó Rafa el marido de Rosa. No advirtió nada especial excepto una agradable sensación de bienestar al entrar en casa, todavía no lo sabía pero pronto iba a notar una otra agradable sensación que ya había olvidado… qué bien sienta cuando ves que tu factura de la luz baja a la mitad cuando la comparas con la del año anterior en el mismo periodo.

Son pequeños detalles que hacen que todo sea un más confortable, o quizá no tan pequeños, que se lo digan a Ramón el vecino de enfrente que por fin pudo olvidarse del mando del aire acondicionado.

 

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>